viernes, 25 de abril de 2014

Vacío y resurrección

El Sábado Santo por la mañana vivimos una EXPERIENCIA de DESIERTO y SILENCIO. Un tiempo para experimentar el vacío por la muerte de Jesús, su ausencia y preguntarnos dónde está??? Contemplar el sepulcro vacío…y no huir, permanecer con María y las mujeres que fueron con perfumes… Esperar contra toda esperanza…


Mirarnos por dentro y vaciarnos de tantos obstáculos-ataduras, pedir la gracia de sentir la SED de Dios, Jesús también sintió SED de Dios. Sólo cuando sentimos sed, nos ponemos en marcha para buscar la fuente. En el Evangelio de Juan, dice que cuando la lanza le atravesó el corazón, brotó sangre y agua, un torrente  de Vida, Amor, Ternura y Misericordia. Para vivir mejor esta experiencia, fuimos al Monasterio de la Cabrera, un lugar precioso, con fuentes, canales, con árboles y un sol esplendido que nos acompañó. 

Después de un tiempo personal, a las 14h nos juntamos para compartir los frutos de estos días. Tal era la riqueza que nos dieron las 17h. de la tarde, terminamos con un signo de cintas verdes que unos a otros nos pusimos como pulsera con el compromiso de recordar lo vivido y seguir las actitudes y gestos de Jesús en nuestra vida cotidiana. 

Todo ello fue una buena preparación para vivir a tope la celebración de la Pascua,el sábado por la noche y resucitar también nosotros con Jesús. A las 22h nos reunimos con la gente del pueblo de SieteIglesias sobre la ROCA donde está construida la Iglesia. Encendimos una hoguera al exterior del templo, en medio de la oscuridad la llama iluminó la noche, representaba a CRISTO, LUZ del MUNDO que vence las tinieblas.

                               La bendición del fuego y el Cirio Pascual que representa a Cristo: alfa y omega, principio y fin…el pregón pascual, las lecturas, los cantos, los Aleluyas, la bendición del agua del bautismo y la renovación de nuestra FE, la danza para presentar las ofrendas en comunión con el mundo entero, el compartir del pan y del vino…los cantos de Resurrección !!!

Y como broche de oro, después de la Eucaristía, como es tradicional, nos juntamos con la gente del pueblo para cantar, bailar y saborear las ricas rosquillas, las torrijas caseras hechas con mucho cariño… una GOZADA PASCUAL !!!!

2 comentarios:

  1. http://www.mercaba.org/VocTEO/K/kenosis.htm
    Gracias por la reflexión. Me ha ayudado a pensar en la palabra Kenosis, vaciamiento. Y as{i tengo luces para volver a ver situaciones cercanas, de la familia, en las que aforntamos el envejecimiento, la enfermedad, el dolor, las pérdidas. Es un proceso necesario para vaciarnos, para despojarnos de todo y quedar en extremo vulnerables. Sin este vaciamiento no hay metanoia, transformación, ni resurrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andrés por compartir tu comentario. Que el proceso de vaciamiento que vivió Jesús, nos inspire e impulse a vivir con más libertad y ligeros de equipaje! Un abrazo de Pascua de Resurrección de Maite, misionera de Ntra. Sra. de África.

      Eliminar

Anímate y comparte.