Rincón de oración

          Oración a Nuestra Señora de África

Nuestra Señora de África,
Tú que eres la Madre de toda la Humanidad,
acuérdate especialmente de los Africanos.

Lleva a la unidad a todos los que siguen a Cristo,
reúnelos a todos en la Iglesia fundada por tu Hijo,
que todos los que no conocen a Jesús, el Hijo del Padre,
sean atraídos por su Luz.

Que todos los que han sido atraídos por esta Luz,
proclamen la Buena Nueva a través de su vida.

Tú, que estabas con los apóstoles al principio de la Iglesia,
mantén hoy también el ardor de los apóstoles,
para que anuncien la Palabra con firmeza.

Tú que hiciste disponible al Espíritu Santo
para acoger a Jesús en ti y darlo al mundo,
concede a los jóvenes esta misma disponibilidad.

Nuestra Señora de África, Reina de la Paz,
concede la Paz a todos los pueblos que sufren del odio, el rencor y el racismo.

Que la Ley de la Caridad de tu Hijo gane los corazones y los una,
para que todos canten la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Las misioneras bajo la protección de Nuestra Señora de África: 
Hildegunde (Alemania), Gratienne (Burundi), Herenia (España), Clémentine (Rwanda), 
Maite (España), Lety (México) e  Ingrid (Alemania), en la casa general en Roma.
   
Oración a Nuestra Señora de África
Nuestra Señora de Africa, Madre de la Humanidad
mira tus hijos Africanos en África 
o emigrantes en otros continentes.

Tú, llena de gracia, 
mira los que no conocen a Jesús,
Hijo enviado del Padre, que su Luz 
les atraiga y les abra al don de la Fe.

Tú, unida a Cristo, 
en el sufrimiento y en la gloria,
mira a los que pasan por momentos difíciles
que descubran la Pascua Liberadora 
y vivan con Esperanza.

Tú que acudiste a Jesús, 
cuando faltaba el vino de la alegría,
mira a los pueblos que sufren,
que reine la justicia
y la paz en un mundo solidario,
Nuestra Señora de África
donde brille el Amor.

Tú que en medio de los apóstoles, 
recibiste el soplo del Espíritu,
mira a los apóstoles de hoy, 
que anuncien la Palabra con firmeza
y lo proclamen con toda su vida.

Que los jóvenes escuchen
la llamada de Cristo
y le sigan con alegría.

Nuestra Señora de África,
Reina del universo,
mira a la Humanidad en marcha, 
que Cristo, tu Hijo, 
la reúna en la unidad del Espíritu, 
en la gloria del Padre,
por los siglos de los siglos. Amén


                 Cuando vayas a África
Cuando vayas a África,
abre tus ojos y contempla.
Descubre las riquezas de otra cultura,
diferentes maneras de vivir, de comportarse, 
de pensar, de comer, de vestirse, de creer…
Mira la belleza más allá de lo que ves con tus ojos
Mira como mira Dios…
Si estás atenta/o, puedes ver a Dios en todo y en tod@s  
Dios habla en cada instante y en toda circunstancia.

Acoge el misterio, no pretendas comprender todo,
ni informarte curiosamente de todo….
Cada ser y cada cosa tiene su misterio que se descubre a su debido tiempo, 
a aquell@s que saben esperar con paciencia.

Vive el regalo del encuentro con lo nuevo, lo diferente…
Entra en la dinámica de dar y recibir, tenemos tanto que aprender!
Descubre la sabiduría de culturas ancestrales: 
UBUNTU  "soy porque nosotros somos"
los proverbios, los signos y símbolos; 
la transmisión oral  de generación en generación, la importancia de los ancianos; 
la valentía de las mujeres; el sufrimiento y la impotencia ante las enfermedades,
la guerra, las supersticiones…
Escucha sin juzgar, más allá de tus perjuicios, de tus esquemas,
de tus ideas, de tus expectativas, de tus proyecciones, de tu imaginación… 
Déjate sorprender….
Saber escuchar más que hablar…
Saber dialogar con respeto y veneración
Y cuando te inviten a hablar, habla poco y bien.

Déjate tocar por dentro, conmover, no pongas resistencias…
Déjate contagiar y vibrar por la alegría de los niñ@s, las danzas de l@s jóvenes, 
las bendiciones de los mayores…
Ensancha tu corazón y tu mente a lo universal:
descubre la gran familia de la Humanidad !!!





























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y comparte.