jueves, 4 de junio de 2015

Víspera del Corpus en Toledo

En mi pueblo decimos “de víspera se conoce el día”, es un refrán lleno de sentido, que nos habla de los preparativos para las grandes fiestas. Así, este miércoles, víspera del JUEVES de CORPUS CHRISTI fuimos a visitar TOLEDO, donde la tradición de la PROCESIÓN del CORPUS tiene renombre internacional.
Rasami de Tailandia, Luis Miguel misionero del IEME y Maite misionera de Ntra. Sra. de África, fuimos a visitar y disfrutar de esta bella ciudad, rodeada del río Tajo y las murallas medievales, que guardan tesoros preciosos como la CUSTODIA donde se pone el SANTISIMO, que representa el Cuerpo de Cristo, que es el centro de la procesión del CORPUS que el jueves por la mañana recorre la ciudad, acompañado por una lluvia de pétalos de rosas.
Contamos con un guía excelente, original de la provincia de Toledo: Luis Miguel sacerdote del IEME, que ha estado de misionero en Tailandia. También, nuestro amigo Fernando de la Delegación de Misiones de Toledo vino a acompañarnos un rato. 
Subimos al Alcázar, desde donde vimos la vista panorámica de la ciudad. 
Visitamos la catedral. Destaco 3 tesoros: la CUSTODIA, la Virgen de la Caricia, me llamó la atención esta escultura llena de belleza, el niño Jesús acaricia a su madre y María sonríe, gesto de mucha ternura. Y la pintura "el Expolio” obra de arte del Greco.  
El casco histórico de Toledo estaba engalanado con guirnaldas, tapices, flores, patios con fuentes… un ambientazo con muchas familias, madres, padres, niños, abuelos y muchos turistas disfrutando de los Gigantones y cabezudos, con la Tarasca, que es como un dragón pero en lugar de echar fuego, echa agua para alegría de pequeños y grandes.
Toledo fue ciudad de encuentro y convivencia de las 3 grandes religiones: judíos, musulmanes y cristianos. Lo que hoy llamamos diálogo interreligioso. No podía faltar nuestra visita a la SINAGOGA, una verdadera joya. Además paseamos por las calles, fuimos al seminario,  la plaza de Zocodover con el Arco de la Sangre, adornado para esta fiesta tan popular. Y al atardecer disfrutamos de los faroles encendidos con un ambiente de magia y encanto. Un día donde las tradiciones, lo religioso y lo popular salen a las calles, se encuentran y se entrelazan. Un día de Amistad y de REGALO , de esos que dejan huella!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y comparte.